Archivo para abril, 2012

Desde la llegada de Caparrós han sido muchas las voces que han proclamado que el Mallorca aburre. Conviene puntualizar que aburrido no significa malo, pues esta plantilla tenía que hacerlo muy bien para salvarse a falta de cuatro jornadas. No soy un cínico, preferiría que el balón fuera a ras de suelo y disfrutar de una sucesión de ataques incesantes en busca del tercer, cuarto o quinto gol. Pero eso no quita que sea emocionante acabar un partido con seis o siete defensas. Seguir leyendo »