RCD Mallorca Noir: Capítulo Uno

Noir. adj. fr. Dicho de la novela o del cine: Que se desarrolla en un ambiente criminal y violento.

No ha cambiado nada desde la última vez

No ha cambiado nada desde la última vez

Me encuentro en La Nova Creu Alta, Sabadell. Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que estuve aquí. Demasiado. Desearía no estar aquí, no en estas circunstancias.

¿Qué hago aquí? Si me preguntan digo que es por Ella. Siempre hay un Ella. Me ha traído su rechazo. No pasa un segundo en que no maldiga el día en que la conocí ni pasan dos sin que piense en recuperarla. Pero aún no. Es pronto. ¿Olvidarla? Nadie ha logrado tal cosa. Una vez la conoces estás perdido. Hay quien ha descuidado la cabeza persiguiendo el recuerdo de su perfume. Pregunta en Cádiz o en Oviedo, lo que estarían dispuestos a pagar por revivir una noche con ella. No, el que prueba esos labios jamás olvida el sabor de su carmín.

"No soy mala, es que me dibujaron así"

“No soy mala, es que me dibujaron así”

La conocí cuando aún respondía al nombre de Primera División. Ahora se hace llamar Liga BBVA, como si esas siglas pudieran maquillar toda la mierda que esconde su pasado. Durante años nos unió la ilusión, el espejismo de una vida que imaginábamos mejor. Pobre imbécil, de verdad creí que sólo era posible a su lado. No fui el único que llegó a esa conclusión. Todavía muchos viven engañados, engatusados por la promesa de una estrella cuyo brillo ahoga el humo de esta maldita ciudad. La RFEF no es un mal lugar para prosperar si caes en gracia o tienes el dinero para hacerlo. Yo viví muy bien durante una época, pero eso se acabó. Ahora sólo soy un viejo casi centenario que no sabe muy bien de qué huye ni qué espera encontrar en este sitio, el lugar que una vez fue mi casa. Las cosas cambian deprisa por aquí. Ella tiene nuevo dueño. Sí, es de esas. Nunca me importó. El que hasta hace poco era mi abogado, mi empleado, Javier ‘Juego Limpio’ Tebas, es quien manda ahora por aquí. Asegura que va a limpiar las calles de esta ciudad. No me lo creo. El delfín de Villar el Eterno ha llegado haciendo y deshaciendo, señalando y sentenciando. También ha perdonado algunas vidas por el camino. No me gusta. Sospecho que yo a él tampoco, o así sería si fuera lo suficientemente importante como para merecer su atención.

Emprendo este viaje con miedo, a lo que encontraré, y resignado, porque no quiero hacerlo. No sin Ella. “Te vendrá bien”, me dijeron sus comparsas cuando embarcaba. Han pasado unos meses y todavía no puedo creer que ya no forme parte de su séquito, que ahora vayan a ser otros los que se pudran al cobijo de su corazón negro. Uno de mis socios, Javi, me ha abandonado persiguiendo su estela. No ha sido la única deserción pero sí la más dolorosa. Confiaba en él. “Nos veremos cuando vuelvas”, rezaba su carta de despedida. Yo hubiera hecho lo mismo.

Me encuentro en La Nova Creu Alta, Sabadell. Apuro el pitillo y toco a la puerta: Adelante, me susurra una sensual y madura voz femenina. Sus cicatrices me asustan y me fascinan al mismo tiempo. Tiemblo como un flan pero lo disimulo, se supone que estoy aquí para ser importante. Creo que podré con el CE Sabadell pero no sé si podré con Ella. Segunda División, la llaman. Para mí es Ella.

Siempre hay un Ella.

Anuncios



    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: