Archivo para septiembre, 2014

otoño ciudadEl frío se instala como quien baja una cuesta con poca pendiente, suave pero decidido. Nuestras almas agrietadas, jóvenes y radiantes unas semanas atrás, se desmoronan lentas y abatidas. Las espaldas al sol y los estampados de piñas son solo un recuerdo efímero de un tiempo que se siente demasiado lejano; pronto será barrido de la memoria por las lluvias otoñales. Bebed café en lugar de cerveza. Olvidad el jugo del melón fresquito y asumid el aroma de las castañas asadas. Entregaos a los ásperos brazos de la aflicción y contemplad la belleza muerta de las hojas amarillentas y marrones. Olvidad la higiene personal; hombres, mujeres, niños, todos luciréis frondosas barbas. Observad por  Seguir leyendo »

Anuncios

god help the girl posterMe pasé la mitad de las tardes del instituto abrazado muy fuerte a la almohada mientras los discos de Belle & Sebastian se reproducían en bucle. He cantado a There’s too much love a pleno pulmón en la soledad de mi habitación. Demonios, la primera entrada que escribí en este blog iba sobre esos escoceses que escriben canciones tan bonitas. Sobra decir que entré en la película con el corazón abierto, totalmente entregado y dispuesto a presenciar un acto casi religioso, pero con la misma cautela con la que abordé el Write About Love, su último disco. Solo por si acaso.

No es que mis expectativas se vieran colmadas; es que las superaron, dieron tres vueltas a la luna y luego regresaron para abofetearme y recordarme que nunca, jamás, de ningún modo, Seguir leyendo »

Be my baby

the ronettes be my babyThe Ronettes – Be My Baby

Rebeca y Elisa están poniendo patas arriba la habitación de Victoria, que las ve fisgonear desde el reflejo del espejo del tocador, donde se está probando el nuevo pintalabios rosa terracota que encontró de oferta en el supermercado. Sin perder la concentración, Victoria observa de soslayo cómo Rebeca escoge un viejo LP de la estantería y se dirige al tocadiscos. Odia que toquen sus cosas pero no quiere ser una borde. La aguja empieza a fregar el surco del vinilo y la habitación empieza a vibrar. El inicio de batería más imitado de la historia retumba en sus cabezas. Tres latidos, un golpe seco y un barrido de pandereta al que seguir al fin del mundo. Para cuando arranca la voz de Ronnie Spector, dos pares de piernas aparecen en el espejo, balanceándose con Seguir leyendo »

Sylvia PlathLa campana de cristal es la única novela que escribió Sylvia Plath, más conocida por su plástica y visceral labor poética. Como no podía ser de otra manera, la herencia lírica de Plath se estrecha sobre su prosa creando unas imágenes clarividentes a la hora de describir los pensamientos de la protagonista, Esther Greenwood. Los paralelismos entre la escabrosa vida de la escritora y los acontecimientos narrados por Esther en el libro no permiten lugar para la duda; la autora emplea la novela para explicar el proceso de depresión que sufrió durante su juventud y que la llevó a viajar hasta los límites de la cordura de una manera casi fatal.  Seguir leyendo »